14 septiembre 2008

Léon Gambetta

He vuelto de mi viaje. Es difícil pensar como ponerlo todo aquí, en pocas líneas. Todo era magnífico. Hemos hecho una vuelta desde Perpignan hasta Bayonne, paseando en coche en carreteras secundarias, entre pueblo, que solo en Francia, consiguen mantenerlos de esta forma mágica. La naturaleza, europea pero bellisima, la comida, los vinos (de cada región), la tienda de campaña que fue nuestra casa durante estos días y la compañía.

Hemos visto algunas cosas que me impresionaron más (o todo en pocas palabras):
  • Gambetta (por Léon Gambetta) fue la calle principal en todas las ciudades y pueblos en que hemos pasado. Siempre quisimos saber quién fue este señor tan importante... así que si alguien tiene el interés de saber más que el hecho que fue un político francés en siglo XIX) tendría que entrar aquí.
  • Hemos encontrado un buen restaurante en cada pueblo (como es propio a esta zona el pato y sus derivados, hemos comido mucho magret y Foie gras). En total, nos salió mucho más barato que muchos de los restaurantes (del mismo nivel, más o menos) en Barcelona. Si, Francia es más caro que España, pero hay muchos menús para cenar que ofrecen un primero y un segundo de la carta. Además, los platos son muy grandes, así que un primero para dos personas, y dos segundos es más suficiente.Pero si, en este aspecto lo pasamos genial.
  • A veces cenamos en la tienda de campaña. Compramos cosas en un supermercado y un vino (en el segundo día ya compramos dos copas de vino simples que nos acompañaron en el viaje). Estas cenas, con una linterna (que da bastante luz) y música de un agonizante Ipod fueron unas de las mejores de todo el viaje.
  • La tienda de campaña que se abre en dos minutos es muy cómoda. De verdad se abre en dos minutos. El problema es, sino has mirado antes por Internet cómo, es desmontarla. El primer día nos costó una hora y media y la tienda estuvo a punto de ser asesinada. Después encontramos un método de dos minutos entre los dos. Antes hemos mirado cómo hacerlo por Internet y es mucho más sencillo. Igualmente, la tienda nos resultó un gran parte de la diversión.
  • Si ya hable de comidas, el horario francés no coincide tanto con el español, más bien acaba cuando empieza el español. Lo que quiere decir que perdimos muchas comidas pero conseguimos cenar a la hora correcta. Después, el camino al sueño fue muy rápido. También durmiendo encima de tierra un poco dura.
  • En la región de Languedoc-Rosellón, y después también hay muchos chateaux medievales. Fuimos a uno. Subimos a una montaña y ahí, arriba, un antiguo castillo con una vista larga a los Pirineos. entramos a las ruinas de antiguas torres, habitaciones y capillas. Hasta dónde puede llegar uno con la imaginación... guerras, nobles, amores (?), conspiraciones....
  • Rocamadour- un santuario en los Midi-Pyrénées, tres horas de Toulouse, que es una maravilla. Está hecho dentro de una montaña-roca entre otras montañas verdes. Se construyó ahí un santuario por San Amador que murió poco después de la muerte de la virgen, ahí en este sitio, y se encontró su cuerpo muy conservado en 1166 me parece. Ahí el camping y la cena fueron de maravilla y el vino tinto local (Madiran: población y uva) fue muy rico e iba genial con el confit de pato y con el magret...
  • Las grandes ciudades que hemos visto: Toulouse y Burdeos, parecen muy vivas. Nos han impresionado las dos. Son bien distintas: Toulouse parece más estudiantil y Burdeos más clásica pero igualmente joven. Las dos son muy bonitas y no podíamos estar suficiente tiempo para apreciarlas. eso si, he visto a la catedral de burdeos, Saint andré, que es uno de los nuevos 'patrimonios de la humanidad' de la Unseco. Es impresionante, de verdad.
  • He visto muchas catedrales e iglesias, así, como una judía orgullosa. Me gusta entrar a estas construcciones góticas oscuras, con los rayos de sol a través de los vetarles. no me gusta tanto el olor de la cera y las velas, pero a veces, si hay suerte, ponen música así de iglesia que relaja. Así resulta tener algunos momentos de tranquilidad. Si, en una iglesia.
  • Los vinos y la zona de Burdeos- en otro post, este ya se convirtió en largo.
  • Arcachon- la única ciudad en que decidimos quedar un día entero (dos noches en el mismo camping). Una ciudad de vacaciones de pijos de Burdeos. Como no fue la temporada no había tanta gente. Hemos hecho un paseo en barco de casi dos horas. Mmmm, el aire del mar en la cara. Hemos visto la ostricultura en el mar (ya es el atlántico) y decidimos que tocas ostras. Fuimos al pueblo de al lado (menos turístico) y las comimos. Cenábamos en un sitio tan bonito que parecía sacado del mejor sueño, siendo auténtico.
  • Al lado de Arcachon está la Duna de Pyla, la duna más grande de Europa. Es gigante y además es alta. Puedes ver el océano por un lado y un gran bosque por el otro. Ahí decidí ignorar mi miedo de alturas y corrí bajando las dunas, con un buen salto al final. Lo hice algunas veces. Un gran momento y un inolvidable paisaje.
  • Bayonne, ya parte del país vasco francés fue, para nosotros, una ciudad cono mucha energía positiva. La gente fue muy amable, todos nos hablaron, nos invitaron, nos recomendaron. Todos hablaban castellano. Podía comunicarme en Francia con el castellano y no el inglés. Además es muy bonita. Hay tantas ciudades, en Francia, dónde pasa un río. Eso da un ambiente distinto, especialmente si estás al lado del río.
Ya está. No diré más ahora. Este post ya es suficientemente largo. Hablaré de los vinos de Burdeos pronto. Al final, eso fue uno de los objetivos del viaje.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola guapa,

qué bonito todo el recorrido por el sur d francia y sobretodo lo de dormir al aire libre y todo!
Al final me fue bien el examen de lite cat sólo que ahora me qda recontar créditos y buscar curro.

qdamos pronto ok? bsos, t-sheva

Literatura en Murcia dijo...

Hola.
Una vez más o por primera vez vengo aquí para “venderte” un concurso de Micro-relatos, jeje.
Hemos vuelto.
Literatura en Murcia, quiere invitarte a que participes en este modesto concurso.
Pues nada, te esperamos.

http://literaturaenmurcia.blogspot.com

Un saludo, Raúl M.