02 febrero 2009

Visita sorpresa

Hoy mis padres volvieron a Israel después de hacernos a mi hermano y a mi una visita sorpresa. Llegaron el viernes por la mañana, después de comprar un billete barato en jueves por la tarde. Más que nada hemos comido. Aproveche estos días para hacerles probar los calçots, que ya estamos en plena temporada, una buena paella y claro, al Repla que ya se convirtió en su restaurante favorito.
Como siempre, me han traído mi comida favorita de Israel: un Hummus Tzabar, un Bisli y también una Bamba. Son marranadas, nada sano, pero a mi me gustan. El hummus, en realidad, es la adicción del Bonito que lo acaba en 2 días. Está bien, yo después de bastante poco me siento muy llena.
Así qué, en todo el fin de semana no podía relajarme y dormir bien. De comer a pasear, de pasear a comer. Estas visitas me gustan mucho pero, al final, no conseguí dormir. Ahora, estoy trabajando y me queda un buen rato hasta que pueda ir a casa. Me queda, además, una semana entera hasta el próximo día que podré dormir sin tener que oír el despertador por la mañana.

Ya lo sé, mereceis más que este post, pero tengo mucho sueño!

2 comentarios:

Maite dijo...

Estos del Daká tishim se merecen un huequito en el paraíso, no?! A mi me resolvieron más de una vez un buena escapadita a mi Bcn querida. Es curioso, pero lo último que me hicieron llegar de Israel, fueron unos jabones de Laline y dos bolsas de Bamba Nougat, de la edición especial que venían rellenitas de cremaaaaa....mmmhhhhh...se me hace la boca agua !!!!! Imposible resistirse !!!!
Feliz semana (sarcásticamente, claro) y cuando puedas....descansaaaaa !

Reli dijo...

Si, es verdad, a veces puedes conseguir vuelos casi regalados con Daka tishim. Qué pena que de BCN no hay ninguna que funciona tan bien como desde Israel. el Bamba Nugat es bueno pero prefiero la Bamba de siempre. Tal vez soy "conservadora" con mi bamba ;). Gracias, la semana ha pasado y he sobrevivido!