20 febrero 2008

Público

Hace 3 meses más o menos salió el nuevo periodico Público. Esta mañana decidí ver que tal y gasté 50 centimos y lo compré. Mientras tanto, el Bonito compró el País y yo le mire con envidia. Es que a mi me gusta mucho el País y disfruto leerlo. Más que nada porque tiene la parte Internacional bastante completa y amplía (y yo la leo). Después en las Opiniones también se encuentran las palabras de gente interesante: escritores, políticos y más. Muchas veces hay opiniones de personajes de Israel (el otro día una opinión interesante de David Grossman, muy buena).
La parte de España la ignoro totalmente. Más que nada porque se habla tanto de política y a mi, en general, no me interesa. Después leo la parte de la cultura y la parte de Cataluña (tampoco la política). y al final, la prte de sociedad.

Vale, ahora el Público:
1. Se puede decir que es moderno porque el ordenador y el internet están muy presentes (viñetas de chat, un apartado que se llama Papelera de reciclaje y se puede llegar a todo por internet, ponen todos los links posibles para encontrar la página web).
2. Hay muchas fotos. En realidad, la portada y la contraportada fueron una foto grande (Fidel Castro, como no, en la portada y creo que fue Henry en la cortaportada). Dentro hay muchas fotos y el diseño parece algo al Periodico (este si que no me gusta nada).
3. No tenía mucho tiempo para leer, leí algo de Raul Castro (el hermano en la sombra del Fidel) que no estaba mal pero no, no es el País.

Hasta aquí mi crítica personal. No creo que lo compraré más, aunque si que tiene mérito eso de salir adelante con un periodico nuevo con todo lo que ya existe.

4 comentarios:

Osiris dijo...

Viviendo en Barcelona y queriendo leer internacional, compra La Vanguardia. Pasa por ser uno de los periódicos en español que mejor lo cubre. Te recomiendo los "a fondo" de su web.

Reli dijo...

No me gusta mucho la Vanguardia. El País tiene sección Internacional más amplía que la Vanguardia.

Brisuón Çafrén dijo...

Estoy de acuerdo con lo de la sección internacional de la vanguardia. Mis desayunos en los hoteles de la ciudad condal suelen estar acompañados con interesantes lecturas de este periódico.


Respecto al publico, me molesta decir esto ya que quizás, aquellos que nos consideramos de izquierdas debíamos cerrar filas junto a los que editorialmente intentan velar por nuestros intereses, pero personalmente me parece tan panfleto como "la razón" o "el mundo" pero para las filas socialistas.
En cuanto a su diseño y maquetación debo ser un clásico pero es demasiado estridente para mí.

Reli dijo...

Hola Brisuon,

Estoy de acuerdo con tu idea sobre el Público. Yo no lo comparé mientras pueda comprar el País y si no, La Vanguardia (sólo en caso que no haya el País que es mi favortio;)). Pero creo que tendrá que encotrar un elemento interesante que podrá seducir a la gente comprarlo, y no sólo por ser 50 céntimos más barato. A ver si hace alguna evolución.